Comprendiendo los 3 niveles de Autismo

¿Qué es el autismo?

El autismo es una condición del desarrollo que afecta las habilidades de comunicación y de comportamiento de una persona. Los síntomas varían de leves a severos y a menudo complican el socializar o convivir con otros.

Para abarcar el rango de síntomas potenciales y su severidad, el autismo es ahora llamado Trastorno del Espectro Autista (TEA).
Este cambio en terminología ocurrió en 2013 cuando la Asociación Psiquiátrica Americana actualizó su Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales (DSM-5). Existen muchos profesionales del cuidado de la salud que lo utilizan para ayudarles a diagnosticar personas con una variedad de condiciones.

El DSM-5 también incluye nuevas directrices para clasificar al autismo por nivel. Estos niveles reemplazaron otros trastornos del neuro desarrollo que compartían síntomas con el autismo tales como el Síndrome de Asperger.
Existen tres niveles y cada uno supone un diferente nivel de apoyo para alguien que lo necesite.

Para determinar los niveles de autismo, los doctores toman dos cosas en consideración:

  • habilidades de comunicación social.
  • conductas limitadas y repetitivas.

Mientras más bajo es el nivel, menor es el apoyo que alguien puede necesitar. Por ejemplo, las personas con autismo de nivel 1, tienen síntomas leves y puede que no necesiten mucho apoyo. Aquellos con nivel 2 o 3 y con síntomas moderados a severos, requieren más apoyo sustancial.

Ten en cuenta que no existen lineamientos con respecto a los tipos específicos de apoyo que alguien puede necesitar.

Mientras que estos niveles permiten tener un diagnóstico más acertado, no son perfectos. Algunas personas no encajan claramente en alguno de estos 3 niveles. Los síntomas de autismo pueden cambiar con el transcurso del tiempo y volverse menos o más severos.

 

Autismo Nivel 1

Las personas con autismo nivel 1 tienen problemas notorios con sus habilidades de comunicación y al socializar con otros. Usualmente pueden entablar una conversación, pero puede ser difícil mantener una interacción de uno a uno.
Otros dentro de este nivel pueden encontrar difícil el llegar a otros y hacer nuevos amigos. De acuerdo a DSM-5, las personas que reciben un diagnóstico de autismo nivel 1, requieren apoyo.

 
Síntomas

  • Interés disminuido en interacciones sociales o actividades.
  • Dificultad para comenzar interacciones sociales como el hablar con una persona.
  • Habilidad para comenzar una conversación pero problemas para mantener una comunicación dinámica.
  • Señales obvias de dificultad para comunicarse.
  • Problemas para adaptarse a los cambios en la rutina o el comportamiento.
  • Dificultad para planear y organizarse.

 
Síntesis
Las personas con autismo nivel 1 a menudo mantienen una buena calidad de vida con poco apoyo. Este apoyo a menudo se presenta en la forma de terapia de conducta u otro tipo de terapia. Ambos de estos enfoques pueden ayudar a mejorar las habilidades sociales y de comunicación. La terapia de conducta también puede ayudar a desarrollar conductas positivas que pueden no presentarse de manera natural.

 

Autismo Nivel 2

El manual DSM-5 apunta que aquellos con un autismo de Nivel 2 requieren apoyo sustancial. Los síntomas asociados con este nivel incluyen una falta más severa de habilidades de comunicación verbal y no verbal lo que dificulta a menudo las actividades diarias.

 
Síntomas

  • Dificultad para sobrellevar el cambio de rutina o a cambios en su entorno.
  • Falta significativa de habilidades de comunicación verbales y no verbales
  • Problemas de conducta lo suficientemente severos para ser obvios para el observador casual.
  • Respuesta inusual o reducida a interacciones sociales o comunicación.
  • Problemas para adaptarse al cambio.
  • Comunicación utilizando oraciones sencillas.
  • Intereses específicos y muy limitados.

 
Síntesis
Las personas con autismo nivel 2 generalmente necesitan más apoyo que aquellos de nivel 1. Incluso con apoyo, ellos pueden tener problemas en ajustarse a los cambios en su entorno.
Hay una variedad de terapias que pueden ayudar, por ejemplo la terapia de integración sensorial que puede ser utilizada en este nivel. Ayuda a las personas a aprender como lidiar con la sobrecarga sensorial como:

  • aromas poco agradables
  • sonidos fuertes o molestos
  • cambios visuales que distraen
  • luces parpadeantes

Aquellos con un nivel 2 de autismo tienden también beneficiarse con la terapia ocupacional. Este tipo de terapia ayuda a las personas a desarrollar las habilidades que necesitan para completar sus tareas diarias como el tomar decisiones o aquellas relacionadas al trabajo.

 

Autismo Nivel 3

Este es el nivel más severo de autismo. De acuerdo al manual DSM-5, aquellos que se encuentran dentro de este nivel requieren un apoyo muy sustancial. Además de que tienen una falta de habilidades de comunicación más severas, las personas con nivel 3 también muestran conductas repetitivas o restrictivas.
Las conductas repetitivas son aquellas donde se hace la misma cosa una y otra vez, ya sea una acción física o el repetir la misma frase. Las conductas restrictivas son aquellas que tienden a distanciar a una persona del mundo que los rodea. Esto puede involucrar una incapacidad para adaptarse al cambio o muy poco interés en temas muy específicos.

 
Síntomas

  • Falta altamente visible de habilidades de comunicación verbales y no verbales.
  • Un deseo muy limitado de relacionarse socialmente o participar en cualquier interacción social.
  • Problemas para cambiar sus comportamientos.
  • Dificultad extrema para lidiar con los cambios de rutina inesperados o los cambios a su ambiente.
  • Gran angustia o dificultad para cambiar su enfoque o atención.

 
Síntesis
Las personas con autismo en nivel 3 a menudo necesitan terapia intensiva y frecuente que se enfoque en una variedad de problemas, incluyendo la comunicación y la conducta.
También pueden beneficiarse con los medicamentos. Mientras que no hay un medicamento que trate el autismo específicamente, algunas medicinas pueden ayudar a controlar síntomas específicos o trastornos recurrentes como la depresión o los problemas para concentrarse.
Alguien con este nivel de autismo, también puede necesitar algún cuidador que le ayude a aprender las habilidades básicas que les permitan tener éxito en la escuela, en casa y en el trabajo.

 

¿Cómo se diagnostican los niveles de autismo?

No existe ninguna prueba de sangre, tomografía o análisis que pueda diagnosticar el autismo, es por eso que el doctor tomará en consideración muchos factores que incluyen síntomas de conducta, problemas de comunicación e historial familiar para ayudar a descartar cualquier condición genética potencial.
Después, ellos formularán una serie de preguntas acerca de los hábitos diarios de una persona y su vida social. Pueden llegar a referir al paciente a tomar terapia psicológica. El diagnóstico está basado en el nivel que los síntomas sean más consistentes.
Se debe tener en cuenta que los niveles del autismo no son blanco y negro. No todas las personas con autismo caben claramente dentro de uno de los niveles, sino que pueden proporcionar un punto de partida útil para ayudar a los doctores a desarrollar un plan de manejo efectivo y establecer metas alcanzables.
Si piensas que tú o tu hijo pueden padecer de autismo, discute tus inquietudes con doctor de cabecera. Considera el hacer una cita con un especialista en autismo. Talitá Kum es un Centro especializado en el tratamiento de diversas condiciones que afectan el desarrollo de niños y adolescentes y en donde podemos ayudarte con un diagnóstico oportuno.

 

En resumen…

La idea de desglosar al autismo en 3 niveles distintos, es relativamente nueva. Mientras que los niveles categorizan a las personas con autismo en cuanto apoyo necesitan, no existen ningunos lineamientos que indiquen como debería ser ese apoyo.
En el futuro, los expertos podrían tener que ajustar estos niveles para realizar recomendaciones más específicas para el tratamiento. Hasta entonces, los niveles proporcionan un punto de partida para determinar el tipo de tratamiento que alguien puede necesitar.

 
FUENTES